El Dia De Salvacion

La Iglesia Cristiana Sion es una Iglesia en Pittsburgh que habla tu idioma. Nuestro proposito es que tu vengas a conocer, amar, y a servir a Cristo.

2 Corintios 6:1–18
Pablo acabó de escribir sobre su misión de embajador. (5:20). Su ruego y propósito era que se reconciliasen con Dios. Dios cargó nuestros pecados sobre Cristo, para salvarnos. (5:21). Pueden surgir las preguntas: ¿cómo aceptarlo? y ¿cuándo? El versículo 2 dice: “AHORA” y sencillamente por la fe en Jesús.

 

  1. No esperar a reconciliarnos después de haber muerto.
    1. Tampoco es tiempo de reconciliación en la hora de la agonía.
    2. Cuando el Señor llama, ese es el momento para abrir el corazón y aceptar el don inefable de la gracia que se nos ofrece.
    3. Algunos pasajes dan énfasis a aceptar el perdón “hoy”.
    4. Pero este dice: “AHORA”, “Si oyereis hoy su voz…” (Hebreos 3:15).
  2. Ahora porque la vida pasa rapidamente.
    1. Veamos estos vv. (Job 7:1, 6, 9; 9:25, 26; 14:1; Salmo 90:5, 6, 9-10).
    2. Estas observaciones nos advierten de la brevedad de la vida.
    3. No podemos disponer del tiempo que quisiéramos. La vida es breve.
    4. Nos movemos dentro de un límite que nadie puede franquear.
    5. De un momento a otro, podemos hallarnos al fin de la jornada.
  3. Ahora porque la vida es insegura.
    1. ¿Qué es la vida? Una neblina que aparece un poco de tiempo. (Santiago 5:14).
    2. Como niños con sus globos de jabón ¡cómo suben! pero pronto acaban.
    3. ¡Cuántas muertes prematuras! Hay muchas sepulturas de niños.
    4. Columnas truncadas que hablan de vidas de las que mucho se esperaba.
    5. Vidas rodeadas de encanto cual la hermosa flor. (Salmo 103:15).
    6. Nuestra morada es removida, se corta el hilo. (Isaías 38:12).
  4. Ahora porque esta hora se acabara.
    1. Es un insulto decirle a Dios: “Hoy no quiero, será después.”
    2. “Te seguiré cuando esté saciado del mundo”, (dará sobras).
    3. “Haré tu voluntad al estar cansado de hacer la mía.”
    4. Dios quiere salvarnos AHORA. Si no aprovechamos, hay peligro.
    5. Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle. (Isaías 55:6).